¿Cuáles son los mejores ejercicios físicos para la mente?

¿Qué deportes practicar para tener un cuerpo sano?

El ejercicio aeróbico efectuado con regularidad promueve el desarrollo de un ambiente neural conveniente para la plasticidad neural, la velocidad de procesamiento, la atención selectiva y el control inhibitorio estimulando vías como el BDN. Los ejercicios de alta intensidad (ochenta por ciento VO2 máx.) semejan tener efectos negativos, mas prosigue siendo un tema en estudio en la ciencia. Lo que se sabe es que los ejercicios aerobios en intensidad moderada (sesenta por ciento VO2máx) generan efectos positivos para la psique.

Hay pruebas que sugieren que un ataque agudo de ejercicio aeróbico justo tras o bien antes de un aprendizaje motriz en adultos jóvenes sanos aumenta asimismo el aprendizaje de las labores motoras propuestas. Por sus peculiaridades agudas positivas, poner diariamente ejercicios aeróbicos moderados como, por poner un ejemplo, treinta minutos al día, semeja ser una enorme medida para sostener las ventajas del ejercicio aeróbico para la mente y el humor. El género de ejercicio va conforme el condicionamiento, placer por la práctica, entre otras muchas peculiaridades del usuario.

Así mismo, en una investigación efectuada a lo largo de doce meses en Taiwán con cuarenta y ocho ancianos sanos, la meta era investigar los efectos de la intervención de ejercicios de resistencia en un largo plazo en funciones ejecutivas y neurofisiológicas en ancianos. Se observó que, al final del estudio, las personas de edad avanzada que habían recibido capacitación tenían mayores niveles de IGF-1 y menores niveles de declive neurocognitivo.

Mostrando que el ejercicio de resistencia (por servirnos de un ejemplo, la musculatura) es conveniente y que tiene una acción neuroprotética en un largo plazo en ancianos. Este beneficio no se restringe solamente a las personas de edad avanzada, sino el IGF-1 se estimula eminentemente a través de ejercicios de resistencia como, por poner un ejemplo, la musculatura. Efectuar ejercicios de fuerza regularmente cuando menos 3 veces en la semana en días intercalados es buena forma de alentar el IGF-1 y, por ende, tener contestaciones neurocognitivas progresistas.

Ejercicios relajantes

El exceso de hormonas del agobio, como cortisol, corticoesterona, adrenalina entre otros muchos, no es saludable para el sistema neural y, cuando de manera regular en demasía contribuyen a la neurodegeneración. Efectuar ejercicios relajantes como estiramientos en intensidades moderadas y modalidades como Yoga, Tai Chi Chuan, Pa Tuan Chin contribuyen a la reducción de estas hormonas y estimulan la liberación de hormonas como la serotonina, mejorando el humor y reduciendo el agobio.

Al prolongar y reducir las tensiones físicas, asimismo se pueden reducir las tensiones sensibles, dejando que el sistema inquieto se debilite dejando que funcione de forma más sana. Apuntar a estiramientos relajantes que apunten a todo el cuerpo es buena forma de favorecer ese reequilibrio.

Se sugiere centrarse en los estiramientos cara la zona de los hombros, el trapecio, la columna y los músculos flexores de la cadera, que por norma general son los que más padecen con las tensiones rutinarias.